viernes, 1 de agosto de 2014

Satse denuncia el «caos» de Urgencias y el Sescam habla de «normalidad»

El sindicato de enfermería Satse denunció en la mañana de ayer «la caótica situación» del servicio de Urgencias del Hospital General Universitario con cerca de una treintena de pacientes en camillas a la espera de pasar a planta. En este sentido, incidió en «el cierre de más de un centenar de camas como parte de un plan vacacional que incluye el recorte del número de profesionales y la precariedad de las contrataciones». «El miércoles estaba muy mal, con siete personas en boxes, pero hoy (por ayer) ha habido hasta 27 pendientes de ingreso con la observación triplicada», según explicó el delegado de Satse en el HGUCR, Manuel Rodríguez-Barbero.

Fuentes del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) reconocieron a La Tribuna un incremento de la actividad asistencial pero, según aseguraron, «la situación de las Urgencias dista mucho de la manifestada por Satse». Así, indicaron que «el servicio funciona con normalidad tras el refuerzo del personal sanitario en los tres turnos y la gestión de 33 altas». De este modo, a las cinco de la tarde, según remarcaron, quedaban «seis pacientes a la espera de pasar a planta». La mayoría de Cardiología y Neumología ante la reagudización de sus patologías.

Satse presentó un escrito a la Dirección Gerencia, de la que es responsable Juan José Jiménez, exigiendo «medidas rápidas» ante la saturación de las Urgencias y en previsión de lo que pudiera suceder la noche de la Pandorga. «Es algo que pasa todos los años, no son picos puntuales», lamentó Rodríguez-Barbero pidiendo «más agilidad». «No puede ser que tengamos usuarios hacinados y pendientes de ingreso desde el día 28», aseveró.

De igual modo, el delegado de Satse en el HGUCR no quiso dejar pasar por alto «una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI ) también llena». Eso sí, según confirmó, «dos de la camas que estaban cerradas ya están abiertas». «Si hay un accidente o una circunstancia excepcional, ¿qué hacemos? Es un tema muy grave», puso de relieve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario