martes, 27 de enero de 2015

POR LA DEFENSA, CLARIFICACIÓN Y MEJORA DE LOS SERVICIOS DE ATENCION TEMPRANA

Izquierda Unida, en la defensa del estado del Bienestar que la derecha más ultra quiere desmantelar y repartirse, buscará la forma de obligar al Ayuntamiento a que exija a la Junta de Comunidades que no “mire para otro lado con las necesidades de los más vulnerables”, y que mantenga la atención Integral a niños con necesidades de aprendizaje o discapacidad, hasta los 6 años, usando para ello todos los recursos existentes, debidamente coordinados entre ellos, sin marcar “absurdas fronteras” entre Consejerías de una misma administración.


Además exigimos que el Ayuntamiento de El Casar, con la Concejalía de Bienestar Social a la cabeza que lleva el Sr. alcalde, estudie los casos de los niños menores de seis años que pagan el servicio, y gestione becas de ayuda que cubran las necesidades de las familias.

Estas exigtencias se deben a que ante el convenio de mínimos que la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha mantiene respecto a la atención de niños con necesidades educativas especiales y que mediante, dicho convenio hace, que los niños a partir de tres años, que necesiten atención por parte de los Servicios de Atención Temprana (CDIAT), tengan que pagarlo, independientemente de los recursos económicos que tengan las familias, ya que se considera que están atendidos en su escolarización. 

Si bien, no debemos olvidar que, los recortes en educación han sido tan enormes, que de hecho dejarán sin cubrir las necesidades de cientos de niños, simplemente porque no hay profesionales para cubrir la demanda. Es como si por arte de magia, al pasar al colegio, los niños redujeran su discapacidad o sus necesidades por una simple decisión administrativa.

Tampoco tenemos que olvidar, y tomando como referencia el Libro blanco de Atención Temprana que “Los niños con necesidades educativas especiales tienen una edad crítica de los 0 a los 6 años, donde muchos de sus déficits pueden corregirse para toda la vida con los servicios adecuados”. Por lo que pedimos que se deje de mirar a los niños como meros datos y se “humanice” la gestión pública en una materia tan sensible, evitando que este mínimo ahorro que se consigue con este nuevo recorte, sea “pan para hoy y hambre para mañana”, ya que dicho ahorro se multiplica reduciendo los niveles de dependencia futura de muchos de estos niños.

Con estos nuevos recortes en las prestaciones que la Junta de Comunidades venía ofreciendo a familias con niños usuarios de Atención Temprana (CDIAT), los servicios que como Estimulación, Fisioterapia o Logopedia, derivados desde la propia Junta de Comunidades tras su evaluación, recibían estos niños, a partir de ahora deberán ser abonados por sus familias, con un coste que puede superar los 300 euros mensuales.

La situación económica y laboral actual hace que muchas familias no pueden pagar ese coste, y aunque existen becas del Estado, en caso de serles concedidas, apenas cubrirán un 50 % del coste en el mejor de los casos, con lo cual una decisión arbitraria del Director General, con la oposición de todos los Servicios Técnicos, dejará a decenas de familias con la terrible tesitura de cómo pagar servicios imprescindibles para niños con discapacidad o especiales dificultades de aprendizaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario